CUCHO VALCÁRCEL

Doctor en Música y profesor; director y autor dramático; músico y politólogo; del que, otros, dijeron…

«Este joven investigador, se sitúa en la descendencia directa de Delacroix, de Baudelaire, de Kandinsky y, de modo más general, de todos los historiadores que trabajaron seriamente en la percepción y el análisis de las correspondencias artísticas, musicales y literarias […]. Para todos [los] que tuvieron la oportunidad de reflexionar sobre la percepción colectiva de un arte y de una música “de nuestro tiempo”, el trabajo del señor […] Valcárcel colma una laguna considerable. Es, así, una memoria que está establecida para las futuras generaciones, una referencia, un umbral. Numerosos serán los historiadores de la creación contemporánea que le agradecerán por haber llevado a cabo esta tarea indispensable. Un trabajo de tal importancia y de tal interés llama desde ahora a una explotación profunda, […] que, utilizando los criterios científicos más fiables, se dirigirá a un público numeroso, mucho más allá de la Universidad. No hay duda que estamos aquí en presencia de una de las mejores tesis que jamás haya sido escrita sobre el sujeto tan fructífero de los lazos complejos que unan el mundo de la música al mundo de las artes plásticas» (Dr. Gérard Denizeau; maître de conferences. Université Paris-Sorbonne –Paris IV– / Université Nancy 2).

«Conoce, como pocos, el valor del silencio» (Manuel Neila; poeta).

«Luchador infatigable y hombre de gran sensibilidad artística» (Carlos Galán; compositor, director y profesor de Música. Real Conservatorio Superior de Música de Madrid).

«Si llego a saber que existe gente como [él], no habría dejado los conciertos» (María Villa; cantante soprano y productora de Música).

«Incansable y apasionado investigador, músico y docente» (Marco Cresci; clarinetista y profesor de Música).

«Siempre atento y sin descuidar […] nuestros alumnos, nuestra vida» (Salomé Díaz; pedagoga y profesora de Música. Universidad Autónoma de Madrid).

«Musicaliza los días de esos niños que no tienen oídos» (Fernando G. Tzalek; poeta).

«Para alguien como él, y para muchos otros, inmersos en el conocimiento y con un alma muy enriquecida, tiene que ser muy complicado el día a día en este país» (Rosa de las Nieves; periodista y editora).

«Considero que es […] la persona más inteligente, y que sabe más de Arte en general, que he conocido. Gracias a él descubrí lo que era el Arte de verdad» (David Carmena; estudiante de Bachillerato de Artes).

«No pertenece a ninguna de las tres grandes clases en que, según Matthew Arnold, se divide la sociedad: bárbaros, filisteos y populacho» (Dr. Francisco Javier Gómez Martínez; filósofo y profesor).

Doctor en Música y profesor; director y autor dramático; músico y politólogo; del que, otros, dijeron…

«Este joven investigador, se sitúa en la descendencia directa de Delacroix, de Baudelaire, de Kandinsky y, de modo más general, de todos los historiadores que trabajaron seriamente en la percepción y el análisis de las correspondencias artísticas, musicales y literarias […]. Para todos [los] que tuvieron la oportunidad de reflexionar sobre la percepción colectiva de un arte y de una música “de nuestro tiempo”, el trabajo del señor […] Valcárcel colma una laguna considerable. Es, así, una memoria que está establecida para las futuras generaciones, una referencia, un umbral. Numerosos serán los historiadores de la creación contemporánea que le agradecerán por haber llevado a cabo esta tarea indispensable. Un trabajo de tal importancia y de tal interés llama desde ahora a una explotación profunda, […] que, utilizando los criterios científicos más fiables, se dirigirá a un público numeroso, mucho más allá de la Universidad. No hay duda que estamos aquí en presencia de una de las mejores tesis que jamás haya sido escrita sobre el sujeto tan fructífero de los lazos complejos que unan el mundo de la música al mundo de las artes plásticas» (Dr. Gérard Denizeau; maître de conferences. Université Paris-Sorbonne –Paris IV– / Université Nancy 2).

«Conoce, como pocos, el valor del silencio» (Manuel Neila; poeta).

«Luchador infatigable y hombre de gran sensibilidad artística» (Carlos Galán; compositor, director y profesor de Música. Real Conservatorio Superior de Música de Madrid).

«Si llego a saber que existe gente como [él], no habría dejado los conciertos» (María Villa; cantante soprano y productora de Música).

«Incansable y apasionado investigador, músico y docente» (Marco Cresci; clarinetista y profesor de Música).

«Siempre atento y sin descuidar […] nuestros alumnos, nuestra vida» (Salomé Díaz; pedagoga y profesora de Música. Universidad Autónoma de Madrid).

«Musicaliza los días de esos niños que no tienen oídos» (Fernando G. Tzalek; poeta).

«Para alguien como él, y para muchos otros, inmersos en el conocimiento y con un alma muy enriquecida, tiene que ser muy complicado el día a día en este país» (Rosa de las Nieves; periodista y editora).

«Considero que es […] la persona más inteligente, y que sabe más de Arte en general, que he conocido. Gracias a él descubrí lo que era el Arte de verdad» (David Carmena; estudiante de Bachillerato de Artes).

«No pertenece a ninguna de las tres grandes clases en que, según Matthew Arnold, se divide la sociedad: bárbaros, filisteos y populacho» (Dr. Francisco Javier Gómez Martínez; filósofo y profesor).

Colaboradores